Bruxismo fisioterapia

Bruxismo: causas, síntomas y tratamiento

Hoy en el blog hablaremos del bruxismo, patología que sufre un 70% de la población española y que consiste en apretar la mandíbula de forma inconsciente y rechinar los dientes.

Es más frecuente que se produzca por la noche, relacionado con el sueño, aunque puede ocurrir a lo largo de todo el día. El bruxismo afecta a la articulación temporomandibular o ATM.

Suele aparecer a edades tempranas como la adolescencia, y se da con la misma frecuencia en hombres que en mujeres.

Las personas que padecen esta disfunción aprietan los dientes superiores con los inferiores y los mueven de atrás hacia adelante y viceversa, la mayoría de veces de forma inconsciente,  produciendo el desgaste de las piezas dentales.

Está causado por un problema neuromuscular que puede guardar relación con el estado psicológico y/o emocional del paciente.

Principales causas del bruxismo

Pueden ser variadas, y normalmente aparecen como un conjunto, las más comunes son:

  • Estados emocionales y/o psicológicos negativos (estrés o ansiedad) y la incapacidad para relajarse.
  • Mala alineación de las piezas dentarias.
  • Mordidas asimétricas o inestables.
  • Desequilibrio muscular (de un lado respecto al otro de la mandíbula).
  • Alimentación y hábitos de sueño inadecuados.
  • Alteraciones posturales que influyen en la ATM.

Síntomas más comunes del bruxismo

Uno de los problemas del bruxismo es que los dientes pueden ejercer una presión excesiva que afecte a músculos, tejidos y estructuras que rodean la mandíbula.

  • Dolor y tensión de la mandíbula y de oído.
  • Problemas en la ATM.
  • Dolor de cabeza o mareos.
  • Sensibilidad muscular.
  • Sensibilidad al frio y/o calor.
  • Problemas asociados en las cervicales.

Prevención del bruxismo

La reducción del estrés y la ansiedad puede disminuir la afección.

Tratamientos más efectivos para el bruxismo

Este tipo de disfunción requiere de una actuación multidisciplinar, en la que trabajarán varios profesionales como dentistas, fisioterapeutas, médicos especializados en maxilofacial y psicólogos para tratar el bruxismo desde diferentes ramas de la salud.

  • Educación del paciente: sobre todo para aquellos pacientes que sufren bruxismo cuando están despiertos. Debemos educar al paciente para que no apriete la mandíbula identificando los factores que nos tensan y nos estresan y trabajando sobre ellos.
  • Higiene del sueño: cenas saludables y ligeras, no tomar alcohol o cafeína antes de acostarse, levantarse a la misma hora, en definitiva, tener una rutina del sueño bien establecida.
  • Visitar al dentista: existen férulas de descarga que ayudan a relajar la mandíbula.
  • Acudir al fisioterapeuta: aspecto en el cual nos centraremos en el presente artículo.

La fisioterapia en el bruxismo

La fisioterapia trabaja la ATM en general, es decir, los músculos y articulaciones de la mandíbula, cuyas funciones son masticar, vocalizar, hablar y bostezar, entre otros.

El objetivo es disminuir la tensión constante entre la articulación y los músculos que interfieren en ella. Además de trabajar sobre estructuras cercanas como cuello y zona dorsal.

Desde la fisioterapia ayudamos a recuperar el movimiento natural de la mandíbula y contribuimos a disminuir el dolor mediante:

  • Movilizaciones manuales de la ATM con el objetivo de aumentar la apertura.
Movilización de ATM
Movilización ATM
  • Terapia manual para relajar los músculos que influyen en la ATM, desactivando puntos gatillo y disminuyendo tensiones. Este tratamiento puede realizarse de forma externa tratando por fuera músculos como masetero, temporal, músculos del suelo de la boca, etc. O mediante técnicas internas, tratando la musculatura por dentro de la boca.
  • Terapia manual de zonas como cuello y espalda.
  • Punción seca en músculos de la ATM: masetero y temporal.
  • Reeducación postural global para conseguir reposo en la mandíbula, cuello, columna, etc.
  • Ejercicios de apertura y cierre y desviaciones laterales de la mandíbula (sin llegar a los límites). De 6 a 10 repeticiones.
Ejercicios ATM fisioterapia
  • Estiramientos que pueden ser activos o pasivos de la musculatura involucrada en la lesión (cuello y ATM).
    • Estiramiento de masetero.
    • Estiramiento esternocleidomastoideo: inclinación, rotación y extensión del cuello.
    • Estiramientos suboccipitales: acercando la barbilla al pecho.
Estiramiento del músculo masetero

Hasta aquí nuestra pequeña explicación sobre el bruxismo y cómo podemos contribuir los fisioterapeutas a superar esta disfunción.

Esperamos haber ayudado a aumentar tu conocimiento sobre esta patología y te recomendamos, si te sientes identificado con los síntomas aquí descritos, acudas lo antes posible a tratarlo.

Si tienes alguna duda puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto, nuestro email clinicafisalia@gmail.com, a través de WhatsApp haciendo clic en el icono que se muestra en tu pantalla o llamándonos al 914 343 526.

¡Gracias por leernos y hasta la próxima!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir WhatsApp
1
¡Hola! 👋🏻

¿En qué podemos ayudarte? 🙂