Beneficios del drenaje linfático

Drenaje linfático: qué es y cuáles son sus principales beneficios

¿Sabías que en el cuerpo humano contamos con más de un sistema circulatorio? Uno de ellos es la circulación sanguínea pero, ¿has oído hablar alguna vez del sistema linfático? A menudo es el gran olvidado pero, no por eso, es menos importante. Si quieres conocer un poco más acerca de la linfa y de sus propiedades sigue leyendo.

¿Qué es la linfa y cuál es su función?

Linfa sobre anatomía humana
Linfa

La linfa es un plasma sanguíneo de color blanquecino que se origina por el exceso de líquido que sale de los vasos sanguíneos hacia el espacio intersticial e intercelular.  Este líquido es recogido por los capilares linfáticos y finalmente drena en el sistema sanguíneo, por lo que una de sus funciones, junto al transporte de grasa y la respuesta inmunitaria es transportar sustancias de desecho hacia la sangre para que puedan ser eliminadas.

Cuando el sistema linfático no es capaz de drenar correctamente el material de desecho aparecen retenciones y edemas, que no solo son problemáticas a nivel estético sino que también pueden afectar a nuestra calidad de vida, ya que si los ganglios linfáticos se inflaman nuestro sistema inmunitario puede sufrir un colapso.

El tratamiento indicado para eliminar la hinchazón y la retención de líquidos es el drenaje linfático manual.

Drenaje linfático manual

El drenaje linfático manual es una técnica de masaje empleada por los fisioterapeutas que consiste en una serie de movimientos lentos y mantenidos que siguen la dirección de los conductos linfáticos y nos ayudan a drenar la linfa.

Aunque en la mayoría de los casos recurrimos al drenaje linfático para eliminar los edemas puede estar indicado en múltiples situaciones como el estrés y la ansiedad, el estreñimiento, el cansancio crónico, el tratamiento de la celulitis, tratamiento de cicatrices

Sus principales beneficios son los siguientes:

  • Ayuda a reabsorber los líquidos y favorece la circulación de retorno: el drenaje linfático nos ayuda a movilizar la linfa que se ha quedado acumulada, por lo que nos ayudará a combatir la retención de líquidos.
  • Tiene un efecto sedante y de relajación sobre el cuerpo humano, ya que por un lado  modula y equilibra nuestro sistema nervioso y por otro lado estimula los receptores de nuestra piel (mecanorreceptores) provocando una disminución de los estímulos dolorosos.
  • Disminuye la inflamación, por lo que después de una sesión de drenaje linfático nos encontraremos más ligeros y reduciremos nuestra sensación de pesadez.
  • Ayuda a mejorar el sistema inmunológico gracias a los ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos se encuentran a lo largo de todo el sistema linfático y son puntos de depuración, ayudan a neutralizar cualquier agente dañino que se encuentre en nuestro organismo; por tanto, una buena circulación linfática nos garantizará una buena respuesta inmunitaria de nuestro cuerpo.
  • Depura el organismo eliminando las toxinas. Cada día nuestro organismo acumula sustancias de desecho que de no ser eliminadas podrían afectar a nuestro funcionamiento y ser causa de enfermedad. Gracias a esta técnica aumentamos el flujo sanguíneo y linfático y contribuimos a eliminar las toxinas a través de la orina.

A pesar de ser una técnica suave, tenemos que tener en cuenta las siguientes contraindicaciones.

Contraindicaciones absolutas:

  • Infecciones agudas
  • Trombosis recientes
  • Insuficiencias cardiacas descompensadas
  • Tumores malignos no controlados con metástasis

Contraindicaciones relativas:

  • Hipotensión arterial (tenemos que adaptarnos poco a poco al paciente)
  • Tumores malignos controlados (no debemos drenar en la zona del tumor)
  • Embarazos de riesgo (podría realizarse previa autorización del ginecólogo)
  • Asma bronquial
  • Infecciones crónicas
  • Hipertiroidismo

Realización de la técnica:

Para llevar a cabo  un buen masaje linfático tenemos que conseguir que el paciente se encuentre cómodo y relajado. A diferencia de otras técnicas de masaje, el drenaje se realiza sin cremas ni aceites. Es una técnica superficial que tiene como objetivo generar analgesia, por lo que en ningún momento debe resultar dolorosa.

Debemos adaptar nuestras manos a la superficie del cuerpo del paciente y actuar sobre la piel con empujes largos y lentos sin friccionar ni resbalar y con un ritmo pausado, monótono y armónico.

Siempre comenzaremos la sesión trabajando el sistema linfático superior y estimulando los ganglios del cuello y las clavículas e iremos alejándonos progresivamente hasta acabar en la zona de los pies, haciendo mayor hincapié en las zonas donde encontremos mayor inflamación.

Masaje linfático cuello
Estimulación de los ganglios del cuello

Vamos a describir los movimientos básicos más importantes, aunque existen varias corrientes de drenaje y cada una de ellas tiene sus propias técnicas:

  • Círculos fijos: Consiste en tocar la piel, presionarla progresivamente haciendo un círculo, soltar y volver al punto de partida. Aplicaremos esta técnica en cuello, cara, zonas ganglionares superficiales, rodillas, manos y pies.
Técnica círculos fijos
Técnica círculos fijos
  • Bombeo: Colocaremos la mano perpendicular a la zona a tratar, empujaremos con la palma y aflojaremos la presión. Se realiza principalmente en las extremidades y en las zonas laterales del tronco.
Técnica de bombeo
Técnica de bombeo

Podemos combinar la técnica de círculos fijos con la de bombeo realizando la primera con la mano de delante y la segunda con la mano posterior.

Técnica combinada de círculos fijos con bombeo
Combinación de círculos fijos con bombeo
Técnica de bombeo y círculos fijos
  • Giros rotarios: apoyaremos las manos sobre la zona que se va a tratar manteniendo los pulgares separados y estirando el resto de los dedos sin provocar tensión. Haremos un movimiento de empuje y terminaremos con un desplazamiento del pulgar hacia dentro hasta que la mano quede totalmente adherida a la piel. Es una buena técnica para las grandes superficies planas del cuerpo como la espalda, los glúteos o el abdomen.
Técnica de giros rotatorios
Técnica de giros rotatorios

Espero que después de este artículo hayas aprendido un poco más acerca del drenaje linfático. Si tienes alguna duda o por el contrario te han entrado ganas de probar esta técnica de fisioterapia no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto o llamándonos al teléfono 914343526.

También puedes venir a conocer nuestras instalaciones en el barrio de Retiro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba