Escoliosis fisioterapia

Escoliosis: tipos y tratamiento con fisioterapia

Seguro que más de una vez has oído hablar de la escoliosis, y es que, a día de hoy, es una de las causas más frecuentes de dolor de espalda.

Si te interesa saber un poco más acerca de en qué consiste y qué puedes hacer para aliviar tu dolor, sigue leyendo.

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una desviación lateral de la columna vertebral más allá de los 10º.

Dependiendo de la forma y los grados de la desviación, podemos diferenciar entre escoliosis en forma de “C” y escoliosis en forma de “S”.

La mayoría de los casos se diagnostican durante la infancia y la adolescencia, y si son descubiertos y tratados a tiempo, tienen buen pronóstico.

Tipos de escoliosis

  • Escoliosis idiopática: Es la más frecuente, tiene origen desconocido. Suele diagnosticarse entre los 10 y los 15 años, con mayor incidencia en mujeres.
  • Escoliosis congénita: Debido a una malformación de la columna por un mal desarrollo durante la gestación.
  • Escoliosis neuromuscular: Puede desarrollarse por un problema neurológico o por una descompensación muscular.

Tratamiento de escoliosis con fisioterapia

La fisioterapia puede ayudar a las personas que tienen escoliosis de dos maneras: Por un lado, el fisioterapeuta puede relajar la musculatura de la espalda con técnicas de masaje, estiramientos o movilizaciones articulares.

Técnicas de masaje
Estiramientos en camilla para tratar escoliosis
Estiramientos para tratar la escoliosis
Movilización articular escoliosis
Movilización articular

Por otra parte, podemos trabajar de manera activa junto al paciente, realizando ejercicios respiratorios para aumentar la concienciación corporal o ejercicios de reeducación postural.

Tratamiento activo y ejercicios para realizar en casa

Mantener un buen trofismo muscular es fundamental para corregir la postura y disminuir el dolor de espalda. Ante todo, recomendamos la realización de actividad física regular, y en el caso de la escoliosis, especialmente la práctica de pilates (aquí puedes descubrir los beneficios que tiene el pilates para la salud) y de natación.

A veces, en casos más graves, es necesario llevar un corsé durante una temporada, e incluso se puede llegar a recurrir a la cirugía. Además de lo anterior, a continuación, te explicamos una serie de ejercicios para la escoliosis que puedes realizar en casa.

  • Ejercicios de báscula pélvica. Nos colocaremos en el suelo, con los brazos a lo largo del cuerpo y las rodillas flexionadas, paralelas entre sí. Cogeremos aire por la nariz, y al soltarlo, pegaremos la zona lumbar a la colchoneta y contraeremos los glúteos. Aguantaremos en la misma posición durante 5 segundos y relajaremos. Realizaremos 10 repeticiones.
Ejercicio de báscula pélvica en el suelo
Ejercicio de báscula pélvica
  • Nos tumbaremos boca arriba, con las rodillas flexionadas, paralelas entre sí y cercanas al pecho, y brazos en cruz. Intentaremos mantener la zona lumbar pegada a la colchoneta en todo momento. Cogeremos aire, y al soltarlo, inclinaremos las rodillas hacia un lado sin arquear la espalda. Al coger aire volveremos al centro, y al soltarlo, inclinaremos las rodillas en dirección contraria. Haremos cinco repeticiones hacia cada lado.
Ejercicios de báscula pélvica inclinando las rodillas
Báscula pélvica inclinando las rodillas
  • Nos colocaremos boca abajo, con los brazos estirados por encima de la cabeza y las piernas extendidas. Mantendremos en todo momento el abdomen pegado a la colchoneta para no dañar la zona lumbar. Cogeremos aire, y al soltarlo, contraeremos nuestro músculo transverso del abdomen y subiremos nuestras piernas y nuestros brazos extendidos, paralelos al suelo. Aguantaremos arriba durante cinco segundos, elevando ligeramente la cabeza y el cuello, pero siempre paralelos al suelo para no dañar la zona cervical. Realizaremos 5-7 repeticiones.
Estirando brazos con las piernas extendidas boca abajo.
Estirando brazos con las piernas extendidas
  • Plancha: nos colocaremos en cuadrupedia, con los codos a 90ª y las palmas de las manos apoyadas en el suelo. Nuestra espalda se encontrará alineada, con las escápulas conectadas y los hombros relajados. Nuestra mirada se dirigirá hacia el suelo para no forzar la zona cervical. Cuando estemos preparados, contraeremos nuestro abdomen y nuestros glúteos, llevaremos de uno en uno nuestros pies hacia atrás hasta estirar las rodillas y mantendremos la posición en el aire durante 20-30 segundos. Haremos 3 repeticiones de este ejercicio.
Ejercicio de plancha para tratar la esocliosis
Ejercicio de plancha, manteniendo la posición
  • Nos colocaremos boca arriba, con los brazos a lo largo del cuerpo, la columna lumbar bien apoyada en la colchoneta y las rodillas a 90º paralelas entre sí. Al coger aire estiraremos las piernas y las bajaremos lentamente sin flexionar las rodillas, siempre que nuestra columna no se arquee, y al coger aire volveremos a la posición inicial. Realizaremos entre 6-8 repeticiones.
Ejercicio para prevenir y mejorar los dolores relacionados con la escoliosis

Esperamos que este artículo te haya resultado interesante y hayas aprendido algo más acerca de la escoliosis.

No obstante, si tienes alguna duda y quieres realizarnos alguna consulta no dudes en contactar con nosotros en la calle Granada 38, a través de WhatsApp haciendo clic en el icono llamando al teléfono 914343526.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir WhatsApp
1
¡Hola! 👋🏻

¿En qué podemos ayudarte? 🙂