Tratamiento de esguince en la articulación de la rodilla

Esguince de rodilla: causas, clasificación y tratamiento

Para comprender qué son los esguinces de rodilla debemos tener unas pequeñas nociones de la anatomía de esta articulación:

La rodilla es una articulación que está formada por la unión de 2 importantes huesos: el fémur y la tibia. Además dispone de un pequeño hueso, llamado rótula, que se articula con la porción anterior e inferior del fémur.

Realiza principalmente los movimientos de flexión y extensión y está rodeada por una cápsula articular y varios ligamentos que le dan estabilidad.

En sus proximidades se insertan potentes músculos que hacen posible el movimiento de las extremidades inferiores. La rodilla es la articulación más grande del cuerpo y una de las más complejas.

Sirve de unión entre el muslo y la pierna y soporta la mayor parte del peso del cuerpo en posición de pie, para ello dispone de dos discos fibrocartilaginosos: los meniscos.

Está sujeta por varios ligamentos: bandas de tejido conjuntivo que unen las articulaciones entre sí y las protegen y estabilizan impidiendo que sufran luxaciones, siendo los más importantes: el ligamento lateral externo, el ligamento lateral interno, el ligamento cruzado anterior y el ligamento cruzado posterior.

Articulación de la rodilla
Anatomía de la articulación de la rodilla

El esguince de rodilla se produce cuando uno de esos cuatro ligamentos que sujetan la articulación sufre un súbito estiramiento o se desgarra parcial o totalmente.

Causas del esguince de rodilla

Puede relacionarse con dos mecanismos de lesión:

  • Movimientos que causan estrés en la rodilla, como por ejemplo, deportes donde se produzcan giros repentinos de rodilla mientras la persona está de pie, correr, saltar o aquellos en los que la rodilla se extienda más de lo normal. De hecho es una lesión muy frecuente en la práctica de deportes como el fútbol, baloncesto, balonmano, etc.
  • Golpes directos sobre las rodillas, en la parte anterior, posterior o lateral.

Principales síntomas de un esguince de rodilla

Son muy concretos y la mayoría aparecen en el mismo momento de producirse la lesión:

  • Sentir un chasquido en la articulación que en ocasiones puede incluso escucharse.
  • Dolor continuo, al tratar de caminar y/o al tacto, lo que provoca que lo hagamos con dificultad.
  • Disminución de la capacidad de movimiento de la articulación y rigidez de la misma.
  • Inflamación y enrojecimiento de la zona afectada.
  • Hemorragia interna que causa la aparición de un moratón.

Clasificación de los esguinces según su gravedad

Según el tipo y las características del daño que producen:

  • Grado I (leve): solo unas pocas fibras se dañan o desgarran (menos del 10 %). Generalmente está lesión desaparece por sí sola.
  • Grado II (moderado): muchas fibras están desgarradas y el ligamento está parcialmente roto pero aún está intacto. Puede haber cierta inestabilidad en la rodilla al estar de pie o caminar.
  • Grado III (grave): el ligamento se desgarra completamente o se separa completamente del extremo del hueso.

Tipos de esguince de rodilla

Dependiendo del ligamento que se presente afectado podemos encontrar distintos tipos de esguinces:

  • Esguince del ligamento cruzado anterior: se produce por una torsión repentina o hiperextensión (doblar la rodilla hacia atrás demasiado).
  • Esguince del ligamento cruzado posterior: puede producirse por una caída sobre una rodilla doblada o un accidente donde se golpeen las rodillas.
  • Ligamento colateral medial: por presión en la parte externa de la rodilla empujando la rodilla hacia dentro.
  • Ligamento colateral lateral: puede aparecer tras un golpe en la cara interna de la rodilla.

Tratamiento fisioterapéutico recomendado para el esguince de rodilla

Es fundamental que un médico valore la lesión y realice las pruebas que estime oportunas, para llegar a un diagnóstico, descartando posibles fracturas.

Una vez que nuestro medico haya descartado una fisura u otro tipo de lesión ósea pasaremos al tratamiento fisioterapéutico que dependerá del grado de lesión.

La recuperación se alargará en el tiempo cuantas más fibras del ligamento se hayan roto.

En cualquier caso, en un primer momento se recomienda:

  • Descanso: ayuda a disminuir la hinchazón. Cuando el dolor ha disminuido se pueden realizar movimientos normales, pero hay que tratar de hacerlos despacio para no complicar la recuperación.
  • Hielo: evita ponerlo directamente sobre la piel. No más de 20 minutos, varias veces al día durante las primeras 48 horas después de la lesión.
  • Compresión utilizando vendas elásticas.
  • Elevar las rodillas por encima de la altura del corazón ayudará a minimizar la hinchazón.

Posteriormente, el tratamiento fisioterapéutico trabajará con:

  • Masajes circulatorios y drenajes.
  • Técnicas de terapia manual y punción seca en la musculatura de muslo y pierna para evitar posibles sobrecargas.
Terapia manual (masaje) tratando el esguince de rodilla
Terapia manual en la musculatura de la rodilla
Punción seca en musculatura de la rodilla
Punción seca en la musculatura de la rodilla
  • Electroterapia analgésica (como por ejemplo ultrasonidos).
Aplicando electroterapia (ultrasonidos) sobre la redilla lesionada
Aplicación de electroterapia en la rodilla lesionada

Ejercicios para fortalecer la rodilla tras sufrir un esguince

  • Ejercicio para cuádriceps: nos tumbaremos boca arriba, con la pierna a trabajar extendida en el suelo y la otra pierna flexionada y el pie apoyado en el suelo.
  • Recto anterior de cuádriceps: para trabajar este vientre muscular colocaremos los dedos del pie en el centro (mirando hacía el techo) y subiremos la pierna con la rodilla extendida hasta la altura de la pierna contraria.
  • Vasto interno de cuádriceps: el ejercicio se realizará de igual forma pero con la cadera rotada hacia fuera, es decir, los dedos del pie mirando hacia el exterior.
  • Vasto externo de cuádriceps: los dedos del pie miran hacia dentro haciendo que la cadera quede rotada internamente.
  • Realizaremos 3 series de 10 repeticiones cada una. Podemos colocar un lastre en el tobillo para aumentar la dificultad.
Ejercicio para potenciar el cuádriceps tras un esguince de rodilla
  • Sentadilla.
Ejercicios de sentadillas para fortalecer la articulación de la rodilla
Sentadillas para fortalecer
  • Ejercicio para isquiotibiales: De frente a una pared, colocaremos ambas manos abiertas contra la pared. Cargaremos el peso de su cuerpo en una pierna levantando la otra pierna y llevaremos el talón tan cerca de los glúteos como podamos. Mantenemos 5 segundos y después bajaremos la pierna. Realizaremos 3 series de 10 repeticiones cada una. Podemos colocar un lastre en el tobillo para aumentar la dificultad.
Ejercicio de repetición para fortalecer los isquios.
Fortaleciendo los isquiotibiales
  • Ejercicio para gemelos: De frente a una pared, colocaremos ambas manos abiertas contra la pared. Levantaremos un pie colocándonos a la pata coja y levantaremos el talón del pie tan alto como podamos. Podemos aumentar la dificultad colocándonos en un escalón (con el talón por fuera), y al realizar la bajada del talón, éste sobrepasará el escalón. Realizaremos 3 series de 10 repeticiones cada una.
Ejercicios de repetición para fortalecer los músculos de los gemelos, frente a una pared.
Ejercicio para fortalecer los gemelos

Ejercicios de propiocepción

Ejercicios de propiocepción en un disco inestable:

  • Colocaremos los dos pies encima del disco: haremos giros con los pies, adelante y atrás, a un lado y otro.
  • Situaremos un pie encima: intentaremos mantener el equilibrio.
Ejercicio de propiocepción sobre un disco inestable

¿Cómo podemos prevenir lesionarnos con un esguince de rodilla?

  • Calentar siempre antes de la realización de ejercicio físico y estirar después.
  • Incrementar gradualmente tus niveles de actividad física.

Si sufres o has sufrido alguna vez un esguince de rodilla, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de tratar y asesorar tu caso de forma personalizada, con los tratamientos y ejercicios propuestos en este artículos y… ¡muchos más!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir WhatsApp
1
¡Hola! 👋🏻

¿En qué podemos ayudarte? 🙂