Tratamiento con fisioterapia de la parálisis facial

Parálisis Facial: ¿Qué es y Cómo se Trata?

La parálisis facial es una pérdida parcial o total de los movimientos musculares voluntarios de uno de los lados de la cara. Este problema se produce por un fallo en el nervio facial, que deja de funcionar correctamente y no lleva las órdenes nerviosas a la musculatura correspondiente, en este caso, a la de la cara.

Su manifestación clínica acontece por la imposibilidad para la elevación de la ceja, no poder sonreír, alteraciones en el habla, incapacidad para cerrar el ojo y muchos otros trastornos.

El nervio facial es un nervio mixto. Posee fibras eferentes o motoras, destinadas a la motricidad de los músculos de la cara, son los responsables de la mímica gestual. También tiene una misión importante en la función lacrimal, manteniendo el control de la musculatura. Es también un nervio aferente, encargado de recibir inervación sensitiva de los 2/3 anteriores de la lengua.

Tipos de parálisis faciales

Existen dos tipos de parálisis, la parálisis facial central y la parálisis facial periférica.

  • La parálisis facial central se produce por una lesión a nivel cerebral, no a nivel nervioso. En este tipo de parálisis, solamente se afectará a la mitad inferior de la cara, por lo que no tendrá dificultad para cerrar el ojo ni para levantar la ceja. La razón de este problema puede ser la consecuencia de un infarto cerebral, una malformación vascular o un tumor cerebral. La forma de tratar este tipo de parálisis es diferente a la otra, y debe estar pautada a nivel médico.
  • La parálisis facial periférica, siendo la más habitual la parálisis de Bell, tiene mejor pronóstico y se realiza con un tratamiento conservador. El resultado de esta parálisis, puede ser una paresia facial o una parálisis cerebral completa.

Síntomas más habituales de la parálisis facial

La sintomatología más frecuente de una parálisis facial periférica es la siguiente. Normalmente, antes de la parálisis, aparece un cuadro similar a un catarro normal y un dolor ligeramente intenso en la zona alrededor de la oreja. La parálisis aparece en pocas horas y puede empeorar entre las 24 y las 48 horas.

Tras la falta de movilidad en un lado, se produce una asimetría de la cara, que se puede ver en reposo y al hacer algún gesto. Además, trae consigo la incapacidad de sonreír, de cerrar los párpados, de lagrimear, de subir la ceja, de mantener la frente lisa, alteraciones en la respiración, mordida de la mucosa bucal, acúmulo de algunos alimentos en la boca, caída de la saliva y en ocasiones pérdida en el sentido del gusto.

Tratamiento de la parálisis facial desde la Fisioterapia

La fisioterapia es muy efectiva en las parálisis faciales de Bell, que engloba ejercicios y técnicas para activar la musculatura facial, la flexibilidad y el rango de movimiento en el lado afectado de la cara. Este tipo de ejercicios tienen que ser específicos y variarán dependiendo de la sintomatología y la gravedad de la parálisis.

Es importante trabajar con un plan de ejercicios personalizados, asegurándose de que se estén realizando de manera correcta, y es importante no realizar ningún tipo de ejercicios que causen dolor o incomodidad, siempre adaptándose a la sintomatología del paciente y a las molestias que presenta.

  • Masoterapia Facial: Se realizan deslizamientos suaves en el lado afectado de la cara, para intentar aumentar el flujo sanguíneo, reducir la inflamación y mejorar la función muscular.

  • Ejercicios Faciales: se coloca al paciente delante de un espejo y se le pide al paciente que realice una serie de muecas con la cara para forzar la musculatura.
    • Elevar las cejas.
    • Fruncir los labios.
    • Poner los labios como si se fuese a dar un beso.
    • Abrir mucho los ojos.
    • Forzar la sonrisa

  • Estimulación Eléctrica: la musculatura eléctrica de la musculatura facial puede ayudar a reducir la inflamación y a mejorar la fuerza muscular.
Estimulación eléctrica para la parálisis facial

  • Terapia de calor: el calor colocado en la zona afectada ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y disminuir la inflamación.
Terapia de calor en camilla para la parálisis facial

  • Terapia de frío: reduce la inflamación y alivia el dolor.
Terapia de frío para la parálisis facial.

  • La Fisioterapia también es muy importante en la parálisis facial, para la utilización de estrategias para enfrentarse a los desafíos emocionales y sociales.

Esperamos que esta información haya sido de vuestro interés. Si tenéis cualquier duda o sabéis de alguien que sufra esta patología y necesite atención fisioterapéutica, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Abrir WhatsApp
1
¡Hola! 👋🏻

¿En qué podemos ayudarte? 🙂