Tecnica punción seca con agujas

Punción seca: en qué consiste y cuáles son sus beneficios

Desde Clínica Fisalia, queremos dar a conocer una técnica de fisioterapia que, generalmente, consigue muy buenos resultados en pacientes con síndrome de dolor miofascial, es decir, con patologías que afectan al conjunto de músculos, tendones y fascias de nuestro cuerpo. Se trata de la punción seca.

¿En qué consiste la técnica de punción seca?

La punción seca es una técnica de fisioterapia que utiliza agujas parecidas a las que se utilizan en acupuntura, consiguiendo un estímulo mecánico sobre los puntos gatillo musculares (nódulos situados en una banda tensa muscular que pueden producir dolores referidos), además de producir efectos muy beneficiosos para aliviar el dolor y reducir la tensión muscular.

Se denomina punción seca porque, a pesar de ser una técnica invasiva (la aguja se introduce dentro de la piel), no se inyecta ningún tipo de sustancia dentro del organismo. Existen dos tipos de punción seca:

  • Punción superficial: se introduce la aguja hasta el tejido celular subcutáneo, como máximo 1 cm de profundidad, y a ese nivel se produce la estimulación. Esto puede utilizarse en pacientes con cierto miedo a las agujas, bajo umbral del dolor, o que presenten una fase de dolor agudo, en la que conviene utilizar técnicas menos intensas.

Punción seca superficial

  • Punción profunda: en esta modalidad, la aguja se introduce hasta llegar al músculo, buscando el punto gatillo. A ese nivel, se realiza un movimiento de entrada y salida de la aguja a nivel muscular, buscando la respuesta de espasmo local (REL). La REL es una contracción involuntaria de la banda tensa muscular. Se realiza el movimiento de la aguja hasta que va cesando la REL.

Punción seca profunda

Esta modalidad de punción seca es más efectiva para conseguir buenos resultados, pero un poco más molesta.

¿Qué efectos tiene la punción seca?

Múltiples estudios científicos han demostrado principalmente dos efectos de esta técnica sobre nuestro cuerpo.

  • La REL produce una ruptura de fibras y placas motoras afectadas, consiguiendo que las fibras musculares tengan una activación mejor y de mayor rapidez cuando les solicitamos una contracción muscular. Esto se produce por la desactivación de los puntos gatillo.
  • El hecho de introducir una aguja dentro de nuestro organismo, el cuerpo lo interpreta como una agresión externa, por lo que conseguimos sobre la zona donde hemos pinchado un aumento circulatorio importante, con componentes metabólicos de nuestra sangre que consiguen la eliminación de sustancias nociceptivas y tóxicas presentes en nuestro músculo, y, a su vez, aporta oxígeno y nuevos nutrientes que hacen mejorar el rendimiento muscular.

Peligros y precauciones de la punción seca

La punción seca no tiene ninguna contraindicación absoluta, es decir, puede ser aplicada en cualquier tipo de paciente, aunque hay que tener ciertas precauciones en según qué casos:

  • Personas con fobia a las agujas (belenefobia). Conviene explicar con mucho detalle la técnica a la persona para que sepa lo que va a ocurrir y lo que va a sentir e intente relajarse. Si la persona es reacia a realizar esta técnica, NO debe realizarse.
  • Precaución en personas que tomen medicación anticoagulante. Debe realizarse la técnica con normalidad, y al finalizar realizar una presión durante 1-2 minutos sobre el punto, para comprimir un posible derrame vascular. Además, conviene avisar al paciente que es posible que aparezca un pequeño hematoma en la zona.
  • Respecto al procedimiento, es importante desinfectar y limpiar bien la zona a realizar la punción, tanto antes como después de realizarla, para evitar posibles infecciones en la zona, así como tener precauciones con las alergias del paciente (látex, material de agujas…). También, debemos tener precaución al realizar la punción en la zona pulmonar y cerca de grandes vasos o nervios. Además, debemos realizar la técnica con el paciente tumbado en la camilla, por si el paciente se encontrase mal o se marease.

Conclusiones que podemos extraer sobre esta técnica

La punción seca es una técnica de fisioterapia segura y efectiva que se aplica para el tratamiento los puntos gatillo en el síndrome del dolor miofascial.

Como cualquier técnica de fisioterapia, es conveniente utilizarla en combinación con otras técnicas de fisioterapia, para sumar los beneficios de cada una de las técnicas y obtener mejores resultados.

Puede realizarse en cualquier tipo de persona, previa explicación de la técnica, y manteniendo una comunicación continua y fluida con el paciente para que nos explique lo que va sintiendo.

Nuestra experiencia en Clínica Fisalia aplicando la punción seca

A continuación os mostramos un video de nuestro canal de YouTube para mostraros cómo realizamos la técnica  y un enlace de un estudio científico titulado: “Evaluar la efectividad de la punción seca en el tratamiento del síndrome de dolor miofascial”, por si deseáis ampliar la información de este artículo.

 

En esta otra imagen, podéis ver todos los puntos gatillo miofasciales existentes así como sus dolores referidos correspondientes.

Puntos gatillo miofasciales

Para terminar, os vamos a contar el tratamiento aplicado recientemente a un paciente en nuestra clínica, que sufría un dolor de la zona cervical derecha con cefaleas y dolor en la zona de la nuca.

Tras la valoración, se aprecia contractura a nivel de la musculatura cervical, con un punto gatillo en el músculo trapecio superior derecho, y al presionarlo aparecía un dolor referido a nivel de la parte derecha de la cabeza, desde la nuca hasta el ojo derecho. Este dolor coincidía tanto con los síntomas previos del paciente, como con el dolor referido de un punto gatillo en dicho músculo.

Tras dos sesiones de fisioterapia, en las que se realizó punción seca profunda en dos puntos gatillo del trapecio superior, masoterapia descontracturante de la zona, movilización de la columna cervical y estiramientos musculares, así como una serie de recomendaciones, ejercicios y estiramientos domiciliarios, el paciente refirió una completa desaparición de toda su sintomatología.

Puntos gatillo punción seca

Esta fue su valoración de la experiencia:

“Había ido otras veces al fisio y con masaje y estiramientos mejoraba mi dolor, pero no llegaba a quitarse del todo. Esta vez, aparte del tratamiento, me han hecho punción seca, y he notado una mejoría mayor y más rápida. Siempre que me lo aconsejen, utilizaré esta técnica para recupérame”

Si deseas ampliar la información sobre esta técnica y saber de qué forma te puede ayudar en tu caso particular, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o llámanos por teléfono para concretar una cita en nuestras instalaciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *