Artrosis del pulgar o rizartrosis

Rizartrosis o Artrosis del Pulgar: causas, síntomas y tratamiento

¡Hola a todos! Hoy en nuestro blog de fisioterapia vamos a hablar de la rizartrosis o artrosis del pulgar. Para entender este concepto, primero hablaremos brevemente de lo que es la artrosis: la artrosis es  una enfermedad crónica degenerativa que produce la alteración destructiva de los cartílagos de las articulaciones.

Por tanto la rizartrosis es la artrosis que se produce en la articulación trapeciometacarpiana, que es la articulación que une el dedo pulgar con la muñeca.

Esta articulación es la encargada de realizar el agarre en pinza, muy importante en las actividades de la vida diaria. Por tanto, cuando el cartílago de esta articulación se degenera (por factores como pueden ser la edad, o trabajos manuales que requieran el uso de esta articulación), podemos encontrarnos con dificultades para realizar actividades cotidianas.

Causas de la rizartrosis

  • Degeneración de la articulación.
  • Artritis reumatoide.
  • Lesiones anteriores como esguinces o fracturas (que deterioran el cartílago).
  • Movimientos repetitivos o el uso del teléfono móvil.
  • Desalineación de la articulación producida por un desequilibrio de la musculatura extensora y flexora de dedo y muñeca.

Síntomas de la artrosis del pulgar

  • Dolor en la base del pulgar, puede aparecer en las dos manos, pero suele ser más intenso en la mano dominante. Este dolor mejorará con el reposo y aumentará cuando se inicie el movimiento, una vez que la articulación está en movimiento mejorará (la articulación “calienta”), pero si mantenemos la actividad durante mucho tiempo volverá el dolor.
  • Inflamación y dolor a la palpación.
  • Puede aparecer deformidad en la articulación, provocada por la destrucción del hueso, y las alteraciones en ligamentos, tendones y cápsula articular.
  • Cuando la rizartrosis es avanzada, se produce un disminución de la fuerza.

Factores de riesgo

Existen varios factores que pueden producir el desgaste de la articulación:

  • La edad.
  • El género: es más común en mujeres.
  • Genética: hay mayor probabilidad si existen antecedentes familiares.
  • Factores hormonales: por ejemplo, la menopausia precoz o desequilibrios hormonales.
  • Obesidad y vida sedentaria: ya que se aumenta el desgaste articular.
  • Factores mecánicos: los trabajos manuales durante largos periodos en el tiempo pueden aumentar el riesgo. Por ejemplo, dentistas, profesores, amas de casa, guitarristas, pianistas, escritores, personas dedicadas a la hostelería, peluquería, limpieza o albañilería pueden verse más afectadas. También los trabajadores manuales, montadores y otras actividades profesionales relacionadas con la carga directa en manos presentan más riesgo de sufrir este proceso degenerativo.

Tratamiento de la rizartrosis

La rizartrosis no tiene cura, por lo tanto el tratamiento va encaminado a aliviar el dolor, frenar la evolución de la enfermedad y mejorar la funcionalidad de la mano y de la articulación para con ello incidir en la calidad de vida del paciente.

El tratamiento de la rizartrosis puede ser:

Tratamiento conservador: es el tratamiento de primera elección.

  • Prescripción de fármacos.
  • Uso de órtesis o férulas que ayudan a descansar la articulación.
  • Tratamiento fisioterapéutico.
  • Programa de ejercicios para potenciar la musculatura de la mano y la movilidad de la misma.

Tratamiento quirúrgico: en estadios muy limitantes y siempre que el tratamiento conservador no haya tenido efecto.

Nosotros nos centraremos en el tratamiento fisioterapéutico y un programa de ejercicios.

Tratamiento con fisioterapia de la rizartrosis

Es importante comenzar cuanto antes para poder frenar el avance de la artrosis.

Si la lesión está en el primer estadio, debemos hacer un tratamiento para bajar la inflamación:

  • Crioterapia: aplicaremos hielo durante 15 minutos 3 veces al día.
  • Ultrasonidos: para disminuir la inflamación.
Aplicando ultrasonidos.
Aplicación de ultrasonidos
  • Movilizaciones articulares suaves, tanto de la articulación traperciometacarpiana como del resto de articulaciones de muñeca y dedos.
Movilización de los músculos flexores de la mano
Movilización articular
  • Estiramientos suaves, insistiendo en estiramientos de los músculos flexores.
Estiramientos de los
Estiramientos
  • Masoterapia de la toda la musculatura de antebrazo, muñeca y mano.
Masoterapia para los músculos de la mano
Masoterapia
  • Podemos colocar un vendaje funcional que limite los movimientos del pulgar para que descanse.
  • Vendaje neuromuscular.

Programa de ejercicios para la artrosis del pulgar

Cuando la inflamación haya bajado, vamos a seguir aplicando el tratamiento anteriormente descrito y vamos a añadir ejercicios de fortalecimiento de los extensores del pulgar.

Fortalecimiento de la musculatura de la mano
  1. Flexión y extensión de dedos, abriendo y cerrando la mano con fuerza.
  2. Apretar una pequeña pelota.
  3. Tocar la punta de todos los dedos con el pulgar, formando un “O” cada vez, apretar durante 5 segundos.
  4. Separar el pulgar del dedo índice formando un ángulo de 90º, aguantar 5 segundos y después formando un ángulo de 45º.
  5. Mover el pulgar haciendo círculos grandes.
  6. Elevar el pulgar con la mano extendida sobre la mesa: apoyaremos la palma de la mano completamente en una mesa y elevaremos el pulgar.

Consejos para el cuidado de la rizartrosis

Estos son algunos consejos para el día a día en pacientes con rizartrosis:

  • Usar aparatos eléctricos como exprimidores para no forzar tanto la articulación.
  • Usar utensilios para comer más ligeros.
  • No abusar de la pinza al sujetar objetos.
  • No cargar objetos pesados con la mano, cargar con la ayuda de un carrillo.
  • Utilizar baños calientes para disminuir dolor y rigidez.
  • Realizar ejercicios con el pulgar todos los días.

Hasta aquí nuestra pequeña explicación sobre la rizartrosis o artrosis del pulgar, esperamos haberos sido de ayuda y enseñado un poquito más sobre esta dolencia.

Hasta aquí nuestra pequeña explicación sobre la rizartrosis o artrosis del pulgar, esperamos haberos sido de ayuda y enseñado un poquito más sobre esta dolencia.

Si tienes alguna pregunta o duda al respecto puedes ponerte en contacto con nosotros mediante WhatsApp en el número 628027960, en el teléfono 914343526 o visitando nuestra clínica de fisioterapia en calle Granada, nº 38 (Madrid). ¡Un saludo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir WhatsApp
1
¡Hola! 👋🏻

¿En qué podemos ayudarte? 🙂