Atm - Articulación Temporomandibular

INDICADO PARA: bruxismo, dolor de mandíbula, cuello o espalda, dolor de cabeza, sensación de taponamiento, dificultad para masticar, chasquidos de mandíbula

¿QUÉ ES LA ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR?

Anatomía ATM

La articulación temporomandibular (ATM) es una de las estructuras más complejas del cuerpo y permite los movimientos que facilitan el habla, la masticación y la deglución. 

Alrededor de un 30% de la población sufre un trastorno relacionado con ella, la mayoría de las veces desencadenado por el estrés, la falta de sueño o el sueño poco reparador. 

Es de vital importancia abordar el problema y darle solución, puesto que, si no se trata, a largo plazo podemos provocar una artrosis precoz de la articulación, subluxaciones e incluso microfractura.

¿QUÉ PATOLOGÍAS ESTÁN RELACIONADAS CON SU DISFUNCIÓN?

La disfunción de la articulación temporomandibular puede acarrear patologías a nivel muscular, articular o a nivel de ambas. Independientemente de cuales sean sus consecuencias, si padecemos un trastorno de la ATM podemos sufrir uno o varios de estos síntomas:

  • Bruxismo o rechinar de dientes (conlleva a un desgaste de la dentadura)
  • Dolor de mandíbula, cuello, y espalda
  • Dolor de cabeza, oídos u ojos.
  • Acúfenos y sensación de taponamiento
  • Dificultad para abrir la boca y realizar los movimientos masticatorios
  • Chasquidos y crepitaciones

¿CÓMO LO TRATAMOS CON FISIOTERAPIA?

  • Terapia manual: Las técnicas de masaje, estiramientos, movilizaciones articulares y terapia miofascial, entre otras, nos ayudarán a relajar la musculatura afectada y disminuir el dolor.
  • Fisioterapia invasiva (punción seca): Con la ayuda de una aguja, pincharemos los puntos gatillo miofasciales que estén activos, provocando un espasmo local y eliminándolos,
    relajando así la musculatura y modulando el dolor.
  • Fisioterapia activa: Enseñaremos pautas posturales y ejercicios a los pacientes para que ejerciten su mandíbula de forma controlada y puedan aliviar la tensión muscular y articular, siempre realizando los ejercicios sin provocar dolor.

¿QUÉ BENEFICIOS VAMOS A OBTENER?

Después del tratamiento de fisioterapia notaremos una considerable disminución del dolor, un aumento de la movilidad mandibular y una mejoría de la postura corporal.

Deberemos combinar nuestro tratamiento de fisioterapia con ejercicios activos por parte del paciente y evitar en la medida de lo posible el estrés e intentar mejorar nuestros hábitos de sueño, para conseguir una recuperación funcional completa y evitar recidivas.

Pide Cita con Tu Fisioterapeuta
Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o por WhatsApp pulsando el icono
Ir arriba
Abrir WhatsApp
1
¡Hola! 👋🏻

¿En qué podemos ayudarte? 🙂