DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

INDICADO PARA: aliviar la hipertensión venosa, varices, I.V.C., hinchazón e inflamación de ganglios linfáticos que provocan retenciones y edemas, mujeres embarazadas que retienen líquidos

¿QUÉ ES EL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL (DLM)?

El drenaje linfático manual es una técnica de masaje empleada por los fisioterapeutas que consiste en una serie de movimientos lentos y mantenidos que siguen la dirección de los conductos linfáticos y nos ayudan a drenar la linfa

La linfa es un plasma sanguíneo de color blanquecino que se origina por el exceso de líquido que sale de los vasos sanguíneos hacia el espacio intersticial e intercelular.  Este líquido es recogido por los capilares linfáticos y finalmente drena en el sistema sanguíneo, por lo que una de sus funciones, junto al transporte de grasa y la respuesta inmunitaria es transportar sustancias de desecho hacia la sangre para que puedan ser eliminadas.

¿EN QUÉ PATOLOGÍAS SE APLICA EL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL?

Cuando el sistema linfático no es capaz de drenar correctamente el material de desecho aparecen retenciones y edemas, que no solo son problemas a nivel estético, sino que también pueden afectar a nuestra calidad de vida, ya que si los ganglios linfáticos se inflaman nuestro sistema inmunitario puede sufrir un colapso.

En estos casos, el tratamiento indicado para disminuir la hinchazón y la retención de líquidos es el drenaje linfático manual.

Esta técnica también es muy utilizada en embarazadas, ya que se suele producir una retención de líquidos mayor, sobre todo en las piernas.

¿CÓMO LO TRATAMOS CON FISIOTERAPIA?

Para realizar un correcto masaje de drenaje linfático debemos adaptar nuestras manos a la región del cuerpo del paciente y actuar sobre la piel con empujes largos y lentos sin friccionar ni resbalar y con un ritmo pausado, monótono y armónico.

Siempre trabajaremos de proximal a distal, comenzando la sesión trabajando el sistema linfático superior y estimulando los ganglios del cuello y las clavículas e iremos alejándonos progresivamente hasta acabar en la zona de los pies, haciendo mayor hincapié en las zonas donde encontremos mayor acumulación de líquido linfático.

Los movimientos básicos en el drenaje manual son: 

  • Círculos fijos.
  • Bombeo
  • Combinación de las dos anteriores.
Drenaje linfático manual con fisioterapia
Tratamiento con drenaje linfático manual en fisioterapia

¿QUÉ BENEFICIOS VAMOS A OBTENER?

  • Ayuda a reabsorber los líquidos y favorece la circulación de retorno: el drenaje linfático nos ayuda a movilizar la linfa que se ha quedado acumulada, por lo que nos ayudará a combatir la retención de líquidos.
  • Tiene un efecto sedante y de relajación sobre el cuerpo humano: por un lado  modula y equilibra nuestro sistema nervioso y por otro lado estimula los receptores de nuestra piel (mecanorreceptores) provocando una disminución de los estímulos dolorosos.
  • Disminuye la inflamación: después de una sesión de drenaje linfático nos encontraremos más ligeros y reduciremos nuestra sensación de pesadez.
  • Ayuda a mejorar el sistema inmunológico gracias a los ganglios linfáticos: los ganglios linfáticos se encuentran a lo largo de todo el sistema linfático y son puntos de depuración, ayudan a neutralizar cualquier agente dañino que se encuentre en nuestro organismo.
  • Depura el organismo eliminando las toxinas: cada día nuestro organismo acumula sustancias de desecho que, de no ser eliminadas, podrían afectar a nuestro funcionamiento y ser causa de enfermedad. Gracias a esta técnica aumentamos el flujo sanguíneo y linfático y contribuimos a eliminar las toxinas a través de la orina.
Pide Cita con Tu Fisioterapeuta
Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o por WhatsApp pulsando el icono
Ir arriba
Abrir WhatsApp
1
¡Hola! 👋🏻

¿En qué podemos ayudarte? 🙂